viernes, 18 de mayo de 2018

Javier Bardem viste Ermenegildo Zegna Couture durante 71ª Edición del Festival de Cannes


Durante el Festival de Cannes vemos un montón de notas sobre los outfits de las celebridades, y bien o mal, muchos son sobre los gowns de las mujeres, desde porque llegó sola pero viéndose increíble, o porque participó en un acto para alzar la voz de las mujeres en la industria (como el evento donde participó Salma Hayek) o (como en el caso de Kendall Jenner) llegó mostrando “demasiado”, la cosa es ¿por que no hablamos de los actores?

¿Por qué siempre llegan de traje y zapatos y es aburrido? Ahí tenemos un problema, sobre todo porque algo tan “sencillo”, puede echarse a perder si no se lleva con propiedad, y/o con los accesorios correctos y de pronto, aquí tenemos a Javier Bardem, quien llegó de Ermenegildo Zegna Couture a la ceremonia de inauguración.


Bardem, acompañado de su esposa Penélope Cruz, inauguró la 71ª edición del Festival Cannes en el Palacio de Festivales, vistiendo un atuendo hecho a la medida, diseñado exclusivamente para el actor por el director artístico de Ermenegildo Zegna, Alessandro Sartori. El Festival de Cannes 2018 recibió a la pareja de ganadores de premios de la Academia en la alfombra roja de la noche de inauguración con la proyección de la película en competencia Todos Lo Saben de Asghar Farhadi, protagonizada por Javier y Penélope.


El tux hecho a la medida de Javier, era de un botón con cuello tipo shawl de satín a contraste con jacquard de motivos florales en color azul marino de satín y lana, pantalones de tuxedo azul marino de lana mohair pura, con una camisa blanca de noche, accesorios complementarios textiles y zapatos negro patente de piel, todo por Ermenegildo Zegna Couture.

Para la 71ª edición del Festival de Cannes, Javier Bardem vestirá un guardarropa exclusivamente creado para el actor por el director artístico de Ermenegildo Zegna, Alessandro Sartori y lo sabemos, no podrás tener un guardarropa igual (aunque nos encantaría), pero si puedes fijarte en detalles como el cuello, botones, valencianas y algunos otros detalles que podrías pedirle al sastre de cualquier tienda donde compres tu traje, o al sastre al que lo lleves a arreglar si es que no cuentan con uno (pecado mortal si usas tu traje tal cual lo descolgaste en la tienda, por cierto).