lunes, 17 de diciembre de 2012

Finlandia | Vodka de la Ciudad “Navidad” para Navidad




Finlandia, ciudad que da nombre y origen a este delicioso Vodka, en estas fechas decembrinas se torna un poco más especial de lo que regularmente es; permítannos explicarnos:

Helsinki, la capital de Finlandia, es conocida como la “Ciudad de la Navidad”, El encendido de la iluminación navideña de Aleksanterinkatu (la calle navideña por excelencia) señala que el gran día esta por llegar. Las primeras nevadas suelen llegar a tiempo para la Navidad en la capital finlandesa, cubriendo la ciudad de blanco y creando un ambiente perfecto para las fechas. Puede que el sol no quiera alzarse mientras el invierno comienza a apoderarse de Helsinki, pero el aroma a Finlandia Vodka y los adornos de los escaparates alegran el alma a medida que la Navidad se aproxima.


















Previo a la Navidad, fiesta que se celebra tranquilamente en familia, la ciudad aprovecha al máximo el anticipo que suponen las fiestas de pikkujoulu (“pequeña Navidad”) en bares y restaurantes. Incluso cuando las temperaturas se desploman, las tiendas y los restaurantes rebosan calidez, y los edificios finlandeses se equipan para expulsar hasta la escarcha más resistente. Si a la mezcla le añadimos recitales de villancicos en las iglesias, cuesta creer que Helsinki no se fundara con el propósito concreto de celebrar la Navidad.


Por si todo esto entorno finlandés no fuera suficiente para identificarnos con la Navidad, según las tradiciones de las culturas europeas, la ubicación exacta de la residencia de Santa Claus, es la zona de Laponia en Finlandia. Es gracias a la magia del lugar, que miles de familias y niños llegan de todo el mundo, para vivir la festividad de un modo especial sobre el Círculo Polar Ártico.


En Finlandia, el respeto y la preservación de la belleza de sus paisajes naturales está presente en todo su territorio. Con suerte, al levantar la vista, se pueden vislumbrar los fuegos artificiales con los que la Madre Naturaleza decora los cielos nórdicos. Los finlandeses designan este fenómeno con el nombre de "revontulet", que significa "fuego del zorro".